Diferentes tipos de puertas para los armarios empotrados

969 23 40 39
Diferentes tipos de puertas para los armarios empotrados

En ocasiones anteriores hemos hablado en este blog de las muchas ventajas que tienen los armarios empotrados en Cuenca así como de las múltiples posibilidades que nos ofrecen para su distribución interior. En esta ocasión queríamos centrarnos en el exterior del armario, en sus puertas.

Las puertas con las que cubrir los armarios empotrados en Cuenca se pueden agrupar en tres grupos diferentes, y dentro de cada uno de ellos darles el acabado que prefieras: lacadas, en madera natural, laminadas con cualquier imagen que sea de tu agrado o, incluso, pintarlas en el mismo tono que el resto de las paredes de la habitación en la que esté colocado.

En la actualidad, en la mayoría de los armarios que instalamos, se colocan puertas correderas. Se trata de dos o más hojas que se deslizan por unos raíles colocados tanto en la parte superior como en la inferior de la propia puerta de forma que, para abrir el armario, solamente hay que desplazarla hacia uno de los laterales. La gran ventaja de estas puertas es que, para abrirlas, no es necesario desplazar ninguno de los restantes muebles que tengas en la habitación.

Las puertas basculantes se abren al pivotar sobre bisagras colocadas en los laterales. Es cierto que permiten contemplar de un solo vistazo todo el interior del armario, sin embargo, cuando la habitación en la que está no es demasiado grande puede ocurrir que la colocación de una mesilla, una butaca o cualquier otro mueble impida abrirlo con comodidad.

La tercera posibilidad que utilizamos en la Carpintería Julián Martínez para las puertas de los armarios son las llamadas puertas plegables. Constan de varias hojas independientes unidas entre sí que, cuando se abren en forma de fuelle quedando recogidas en los laterales.